jueves, 25 de mayo de 2017

¿Qué es la córnea opaca?

Cuando publiqué la entrada de los Comedores de guisantes y la vitamina A (si te la perdiste puedes leerla aquí) y hacía referencia a la opacidad corneal que se podía intuir en los protagonistas del cuadro, nuestra seguidora del blog "Carricas", conocida por su Carrica´s Day en el blog Corazón de Canción me sugirió que hiciera una entrada explicando la opacidad corneal.
Vamos a empezar por el principio. La córnea es la estructura transparente en forma de cúpula ubicada al frente del globo ocular.

La luz va a pasar a la retina a través de ella. De ahí su importancia de que debe permanecer SIEMPRE transparente. Si por algún motivo hay tejido de cicatrización, la luz no podrá pasar y se verá blanca.


Las causas más comunes que pueden desembocar en una córnea opaca son:
  • Una infección ocular
  • Una lesión en el ojo
  • Una inflamación en el ojo
  • Lesiones congénitas.
  • Lesiones químicas/ quemaduras

Hay factores que aumentan el riesgo de sufrir opacidad corneal, los más frecuentes son:
  • Lentes de contacto: Si se usan por un tiempo prolongado de tiempo, sobre todo si duermes con ellas.
  • Conjuntivitis o infecciones de cualquier tipo.
  • Virus herpes simple.
  • Traumatismo en el ojo, tanto físico o químico.
  • Cuerpos extraños
  • Déficit de vitamina A, como pasaba en Los comedores de guisantes.
Opacidad corneal

¿Qué síntomas son indicativos de acudir al oftalmólogo?
Estos síntomas y signos que os voy a nombrar a continuación pueden presentarse en varias condiciones que afectan a los ojos, no son exclusivos de opacidad corneal. Pero, si los notas debes de acudir al oftalmólogo.
  1. Disminución o pérdida de visión
  2. Dolor en el ojo
  3. Sensación de cuerpo extraño
  4. Lagrimeo o secreción del ojo
  5. Irritación del ojo
  6. Sensibilidad a la luz
  7. Área del ojo que aparece nublada, turbia o que no es transparente.
¿Y qué tratamiento existe para esta patología?
El tratamiento depende de la posible causa del problema, así como la severidad de la lesión. El tratamiento puede variar desde la aplicación de gotas farmacológicas a cirugía o incluso trasplante de córnea.

Nunca mejor dicho, es mejor prevenir que curar. Por ello procura evitar los golpes en el ojo, usando gafas protectoras cuando realices alguna actividad que pueda dañarlos. Si usas lentes de contacto debes seguir estrictamente las indicaciones de tu oftalmólogo y optometrista en relación a su uso y frecuencia, limpieza y cuidados. De esta manera estarás ayudando a evitar el crecimiento de bacterias que causen infecciones.

Fuentes y bibliografía:
  1. Yanoff M, Cameron D. Diseases of the visual system In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 423.
  2. Sharma R, Brunette DD. Ophthalmology. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 71.
  3. www.vidaysalud.com

4 comentarios:

  1. Muy interesante...como siempre!

    ResponderEliminar
  2. Nos cuidaremos para que no os pase esto. Muchas gracias por ilustrarnos. Besos de los dos

    ResponderEliminar